Posteado por: sarahsosa | octubre 16, 2009

Despedida de los niños

Cuando me tocó despedirme de los niños sentí que no me quería ir, que me quería quedar a ver cómo crecerá cada uno de ellos y ver en qué se convertirá. Les agradecí la oportunidad de dejarme ser su maestra de arte y les dije que los recordaría siempre porque fueron mis primeros estudiantes. Toda la semana me llevaron flores y frutas para despedirme. Algunos me hicieron dibujos, otros me escribieron cartas. No lloré delante de ellos, pero esa noche cuando leía las cartas comencé a llorar y otra vez no me quería ir.

“Seño Sarita,

Gracias por enseñarnos el arte.”

“Seño Sarita,

Gracias por enseñarnos tantas cosas bonitas. Yo no quiero que se vaya, pero que le vaya bien en su viaje.”

“Seño Sarah,

Espero que vuelva algún día.”

“Seño Sarah,

Yo también amo el arte. Gracias por venir a enseñarnos.”

¡Y tantas otras! Trataré de escanear algunas para poner aquí. Sólo puedo llorar al leer las notas y la sinceridad y el amor que encierran las pocas palabras de los niños.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: