Posteado por: sarahsosa | septiembre 24, 2009

Pulgas

Hay pulgas en mi cama. Sí, leyeron bien: ¡HAY PULGAS EN MI CAMA! Llevaba días acostándome a dormir arropada de pies a cabeza y amaneciendo con picadas por todo el cuerpo. Ni se me había ocurrido la posibilidad de que fueran pulgas hasta que Don Geú, el señor de la casa, me lo sugirió. Así que me puse en vela… Estuve sentada mirado la cama como por 15 minutos, hasta que las vi. Son rápidas las malditas. Las ves un segundo y al otro han brincado y desaparecido.

Quité la ropa de cama y pregunté por algún remedio. Al parecer, acá nadie conoce remedios caseros para ahuyentar pulgas porque todo el mundo me sugirió veneno. Ahora me encuentro debatiendo si debo rociar el matre donde duermo con veneno (como Raid o Black Jack) y arriesgar envenenarme o si acostumbrarme a tenerlas en el cuarto, como con las arañas, las mariposas nocturnas, lapas y demás “creepy crawlers”. =S

Anuncios

Responses

  1. Debo aclarar que no eran pulgas… eran “bed bugs” (chinches) y son peores que las pulgas!!!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: